Ruta de Grafiti para conocer el street art en barcelona

Es complicado hacer una ruta detallada de grafitis porque si por algo se caracteriza esta forma de expresión artística urbana es por su volatilidad. Lo que un día decora la imponente fachada de una antigua fábrica, unas semanas después puede presentar un aspecto totalmente diferente.

Lo que está claro es que hay lugares de Barcelona que se han convertido en verdaderos lienzos callejeros y que, de una forma u otra, siempre tienen una historia que contar.
Disfrutando del arte urbano por los barrios de barcelona
En esta escapada por Barcelona el presupuesto no va a representar un problema. En primer lugar, porque escogiendo el hotel ibis Budget Barcelona Aeropuerto Viladecans vas a disfrutar de un alojamiento fantástico, económico, bien conectado con la ciudad y en el que seguro que encuentras a más de uno que viaja con tus mismos intereses. Y en segundo lugar porque te vas a empapar de arte sin necesidad de pagar entrada: ¡lo tienes todo en la calle! 

<ol>
  • Gracia. Es un barrio con mucha personalidad y eso también se demuestra en los murales y grafitis que han pasado a formar parte de su identidad. Los artistas callejeros han empleado todos los recursos existentes para expresarse. Fachadas, persianas, escaparates de comercios… En el huerto urbano de la calle Ventallat, 10 hay un estupendo mural de Walter White, el prota de Breaking Bad y a tan sólo unos metros, otro de Daenerys Targaryen, para los que ya echan de menos Juego de Tronos.  
  • Clot y el Guinardó. Aquí el ambiente grafitero es todavía más notable al tratarse de barrios con marcado acento urban. Entre algunas de las obras más destacadas está la que representa a la gran bailaora de flamenco Carmen Amaya, en la calle de les Escoles, 23. También merece especial distinción, y no sólo por su tamaño, el macromural abstracto de SIXE que ocupa toda la pared de un edificio de la calle Lepanto 424 y que el artista realizó en el marco de la Open Walls Conference de 2016.
  • Poblenou. La que a finales del siglo XIX fuera la zona industrial más importante de Barcelona es ahora una mezcla de modernidad y fábricas abandonadas a las que poco a poco se les va dando nuevos usos. El movimiento grafitero ha hecho una gran aportación a la recuperación del aspecto de estas calles que actualmente lucen obras tan espectaculares como las de Selva de Mar, Pere IV a la altura de ‘La Escocesa’ o el Passatge de la Llacuna. En general, el Distrito 22@, en el que además se concentran varias escuelas de diseño, se ha convertido en uno de los principales referentes del arte urbano en la ciudad.
  • Paral-lel, Raval y Sant Antoni. Esta zona se caracteriza por tener algunos de los grafitis de carácter más contestatario. La propia esencia de estos barrios, con un carácter multicultural y alternativo, ha influido de manera notable en el tipo de obras que exhiben sus calles. Como ejemplos más significativos se podría citar el mural de El Pez y Arnau Gallery a escasos metros de las tres chimeneas de Paral·lel y en general los del conjunto de la Plaza Raquel Meller. También es importante la aportación de los artistas callejeros al mítico edificio okupa de La Carbonería de la calle Compte d’Urgell, 30, que tras estar a punto de ser demolido no sólo se ha logrado que se conserve en pie sino con sus grafitis intactos. Como suele ocurrir con todas las formas de expresión de arte urbano, habrá de darse prisa para contemplar todas estas obras antes de que desaparezcan.  
  • </ol>

     

    Lugares de Barcelona para cautivar a tus seguidores de Instagram
    Los mejores garitos para salir por Barcelona
    Arte urbano en Zaragoza, mucho más que grafiti
    Lavapiés y el teatro alternativo en Madrid



    Compartir per Email Compartir en Twitter Compartir en Facebook