Fin de semana en la romántica zona de Como, Italia

Tan sólo 40 minutos de tren separan Milán de la ciudad de Como. Una distancia relativamente corta en cuanto a kilómetros pero que en lo que se refiere a paisajes, cultura y estilo de vida es mucho más notable.

La ciudad se erige a orillas del lago que lleva su mismo nombre y tanto por su entorno como por sus interesantes alternativas de ocio y cultura, resulta una opción muy atractiva para una escapada de fin de semana a Lombardía.
Primera toma de contacto con el entorno
Dos o tres días son más que suficientes para conocer Como. No es que esta bonita ciudad a los pies de la cordillera alpina no goce de innumerables encantos, pero teniendo claro qué es lo que hay que ver y hacer en este lugar, podrás sacarle mucho más provecho a esta escapada romántica sin que tu presupuesto se resienta. Lo primero es buscarte un alojamiento fenomenal como el hotel ibis Como, desde el que poder moverte con libertad por la zona para explorar todos sus encantos.  

El Lago di Como está repleto de pueblos que enamoran a simple vista. Si quieres que tu escapada tenga un punto de romanticismo, sería buena idea contratar una de las muchas excursiones en barco que hacen parada en poblaciones imprescindibles como Nesso, Varenna, Bellagio. Y una vez que te has hecho una idea de cómo es el entorno y de todo lo que tiene que ofrecerte (tal vez en próximas visitas), aprovecha para descubrir las maravillas de la ciudad que preside el extremo oeste de la bifurcación del lago y con la que comparte nombre.  
Rincones de Como que te robarán el corazón
Ésta va a ser una historia de amor en todos los sentidos. Como es uno de esos destinos que te cautivan desde el primer minuto y de los que te llevas un maravilloso recuerdo para toda la vida. Si quieres regresar a casa con la convicción de que has exprimido al máximo todos los detalles que hacen tan especial a esta ciudad sólo tienes que ir tachando de tu lista estas recomendaciones.

  • Caminar por los paseos de la costa. Es la mejor manera de descubrir Como y sus lujos sin invertir ni un céntimo. A orillas del lago verás las residencias más exclusivas y lugares de renombre como la Villa Olmo, la Villa Gallia o la Villa Carminati. Otro de los atractivos al pie del lago es el Templo Voltiano, homenaje a Alessandro Volta, nacido en esta ciudad. Fue el inventor de la batería y el descubridor del gas natural como fuente de energía.
  • Sacar mil fotos en la Piazza del Duomo. Casi tres siglos y medio se tardó en dar por concluidas las obras de la catedral de Como, un imponente templo gótico con unas dimensiones que nada tienen que envidiar a las grandes catedrales del resto de Italia. Los alrededores de la plaza son un entramado de calles pintorescas repletas de cafeterías, restaurantes y comercios.
  • Comerte un helado (o varios) en la heladería Lariana. No muy lejos de la catedral y justo frente al lago se encuentra una de las heladerías más populares de Como. Puedes quedarte con que es la más conocida o puedes hacer que sólo sea el comienzo de una ruta heladera por la ciudad.
  • Contemplar la ciudad desde las alturas. El funicular Como – Brunate se construyó a finales del siglo XIX y desde entonces forma parte de sus atractivos turísticos. En apenas unos minutos conecta la ciudad con la pequeña localidad de Brunate y en el recorrido ofrece unas vistas espectaculares sobre Como, el lago y los Alpes.  

 

 

5 razones para escaparte al tacón de la bota en Italia
Disfrutar Coímbra como un universitario más
Oporto, la ciudad ‘top’ en Europa para una escapada barata
Miradores para ver el atardecer en Lisboa



Compartir per Email Compartir en Twitter Compartir en Facebook